exercise_no Tag

Los ejercicios hipopresivos provocan una disminución de la presión en la cavidad abdominal, con la que tonificamos la musculatura del core y ayudamos a la correcta colocación de los órganos pélvicos.  “El cuerpo de una mujer no vuelve a ser el mismo tras el parto”. Si eres mujer habrás escuchado esta y probablemente la has asumido como una de las grandes verdades de la maternidad. Pues bien, es cierto que el cuerpo de la mujer cambia con el embarazo, pero  ¿por qué damos por sentado que debe ser a peor? Desmontemos juntas el mito. Si has tenido hijos: no es normal que tus relaciones sexuales sean dolorosas, que cuando llega la noche tu espalda no te deje vivir o tener pérdidas de orina para siempre. No asumas como normal lo que tan solo es natural durante un periodo de tiempo. Una buena recuperación postparto requiere especial atención sobre varios factores entre los que se encuentra la actividad física.  Dentro de los distintos programas de recuperación post parto, la Técnica Hipopresiva es una de las más completas.

Si has hecho el test de la salud pélvica de Bwom, habrás visto que una de nuestras preguntas es ¿Tu abdomen está flácido?. La razón por la que preguntamos esto es porque la musculatura abdominal está directamente relacionada con el suelo pélvico.Tener un abdomen fuerte y tonificado reduce el riesgo de tener problemas como pérdidas de orina o el prolapso de órganos. Descubre cómo afecta la musculatura abdominal a los problemas pélvicos y por qué tener un abdomen fuerte es mucho más que una cuestión estética.

La mayoría de mujeres sabemos que son los ejercicios de Kegel. Pero ¿sabías que son mucho más que ejercicios para la prevención y control de escapes de orina? ¡Es verdad! A mediados de los años 1890, el Dr. Arnold Kegel desarrolló un tipo de ejercicio para ayudar a las mujeres que estaban experimentando incontinencia urinaria. Muchas mujeres que probaron estos ejercicios, además de tener un mejor control sobre sus vejigas, también experimentaron una mejora en el sexo. Los ejercicios de Kegel son conocidos por sus beneficios en la preparación y recuperación del parto, para mejorar las sensaciones en las relaciones sexuales y potenciar los orgasmos, incluso para mejorar el estreñimiento. Lo mejor: ¡no es necesario ir al gimnasio!

El postparto es una etapa que frecuentemente queda olvidada, como relegada a una segunda fila. No nos planteamos qué nos va a pasar a nosotras una vez hayamos dado a luz, no nos hacemos demasiadas preguntas. Durante el embarazo estamos básicamente centradas en el aquí y el ahora, y lo máximo que proyectamos hacia delante es hacia el día del parto. Pero chicas, el postparto existe, el postparto cuesta y es una etapa bonita, sí, pero a veces puedes ser mucho menos idílica de lo que nos habíamos imaginado. En este post voy a intentar resumiros un poco de qué va esto del postparto, con cambios a nivel físico y emocional y mis consejos tanto a nivel profesional como a nivel personal por mi experiencia como madre.

Si eres runner, toma consciencia de cómo afecta correr a tu suelo pélvico, y aprende a cuidarlo para prevenir problemas como las pérdidas de orina o el prolapso de órganos.

Según  Kathrine Switzer, la primera corredora en participar en una maratón en Estados Unidos, “el sencillo gesto de poner un pie delante del otro te puede cambiar la vida”. Si tu eres una de esas mujeres que corren,  sabes que este ejercicio no sólo es una prueba de resistencia mental, sino también física. Además de las lesiones más comunes, el running es un factor de debilitamiento del suelo pélvico para las mujeres, que puede derivar en problemas como la incontinencia urinaria o el prolapso de órganos

Ejercitar el suelo pélvico tiene muchos beneficios a nivel físico y emocional, y requiere muy poco tiempo. Las rutina de ejercicios de suelo pélvico que encontrarás en nuestra app Bwom se realizan en solo 10 minutos, con los que estarás haciendo mucho por tu salud y calidad de vida. ¿No es suficiente? ¿Eres de las que le cuesta encontrar tiempo? Te proponemos invertir tus momentos de tiempo muerto en el bus o metro en ejercicios para ejercitar tu suelo pélvico, como ejercicios de Kegel y gimnasia hipopresiva. La decisión  ahora es: el Candy Crash o tú :) 

El postparto es una etapa que frecuentemente queda olvidada, como relegada a una segunda fila. No nos planteamos qué nos va a pasar a nosotras una vez hayamos dado a luz, no nos hacemos demasiadas preguntas. Durante el embarazo estamos básicamente centradas en el aquí y el ahora, y lo máximo que proyectamos hacia delante es hacia el día del parto. Pero chicas, el postparto existe, el postparto cuesta y es una etapa bonita, sí, pero a veces puedes ser mucho menos idílica de lo que nos habíamos imaginado. En este post voy a intentar resumiros un poco de qué va esto del postparto, con cambios a nivel físico y emocional y mis consejos tanto a nivel profesional como a nivel personal por mi experiencia como madre.