Combatir el estreñimiento: consejos y ejercicios

Combatir el estreñimiento: consejos y ejercicios

El estreñimiento es un problema muy común y afecta a muchas mujeres que al final conviven con ello. Lo que quizás no sepas es que, con el tiempo, el estreñimiento puede dañar tu suelo pélvico. Descubre por qué y cómo combatir el problema: consejos, hábitos y ejercicios para solucionar el estreñimiento desde la raíz.

El estreñimiento daña tu suelo pélvico

Cuando hay estreñimiento tenemos que hacer una gran fuerza abdominal hacia abajo, que recibe el suelo pélvico. Con el tiempo, este exceso de presión sobre la musculatura del suelo pélvico hace que se debilite. Por otro lado, un suelo pélvico débil no ayuda al estreñimiento, si no lo contrario, lo empeora, ya que esta musculatura es la responsable de acompañar el cierre y apertura del esfínter, y ayuda a la correcta evacuación. Además, cuando el suelo pélvico está débil pueden aparecer otros problemas derivados como la incontinencia urinaria, o el dolor en las relaciones sexuales.
Entonces nos encontramos en un bucle: el estreñimiento continuado nos debilita el suelo pélvico, y el suelo pélvico dañado nos empeora el estreñimiento. ¿Qué podemos hacer?

Cómo evitar el estreñimiento

En Bwom hemos preparado un plan de información, consejos y ejercicios para tratar el problema del estreñimiento desde la raíz, rompiendo el círculo vicioso. 

Para acceder al plan Evita el estreñimiento descarga Bwom aquí (disponible para iPhone y Android).

 

¿Qué contiene el plan Evita el estreñimiento? Se trata de un programa de consejos y ejercicios prácticos con los que trabajamos el estreñimiento a 3 niveles:

  1. Cambios en tus hábitos diarios: te proponemos ejercicios basados en la propia observación de tu cuerpo y de tus hábitos. El objetivo es que conozcas los ritmos de tu cuerpo y rompas con la costumbre de aguantar las ganas cuando tienes ganas de defecar, ya que este hábito es responsable del estreñimiento.

¿Sabes por qué? Mientras tú estás aguantando, las heces se acumulan en el recto. El cuerpo las ha preparado y están listas para ser expulsadas, pero tú no las dejas. Cuando ocurre esto, las heces pasan más tiempo en el recto y se deshidratan y empiezan a endurecerse. Por esta razón se forma un tapón que nos dificulta la evacuación. ¡En el plan Evita el estreñimiento descubrirás mucha más información! 

2. Ejercicios y posturas para el momento de ir al baño: La postura es una de las claves para ir bien al baño y evitar que tu suelo pélvico siga sufriendo. ¿Qué haces tú cuando vas al baño? ¿Empujas? ¿te encoges? ¿te pones erguida? ¿te masajeas el vientre?

Empujar en una postura erguida es el primer hábito que tienes que eliminar. Es muy dañino para el suelo pélvico porque al hacer esfuerzo estás empujando la vejiga y la matriz hacia abajo y todos los músculos del suelo pélvico se estiran, debilitándose.

¿Qué puedes hacer en lugar de empujar? Prueba con el siguiente ejercicio: Cuando sientas ganas de empujar, realiza respiraciones posteriores y al soltar el aire, mete el ombligo hacia dentro, como si quisieras esconder el abdomen. Dirígelo hacia la espalda y en dirección ascendente, hacia el pecho. Hazlo varias veces cuando estés sentada en la taza del water.

3. Ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico 

¿Por qué hacer ejercicios de Kegel para el estreñimiento? Los especialistas coinciden en que hay dos tipos de estreñimiento:

Estreñimiento distal. Se produce por la falta de tono muscular de la pared y ocasiona el vaciado incompleto del recto tras la defecación. Es un tipo de estreñimiento muy común entre mujeres. Está íntimamente relacionado con las disfunciones de suelo pélvico, ya que la debilidad de los músculos del suelo pélvico puede provocar que éstos no «empujen» lo necesario para hacer el vaciado.
Estreñimiento de tránsito. Ocurre por la falta de movilidad de los intestinos, por lo que te animamos a que consultes con un especialista si no ves cambios tras realizar nuestro plan de ejercicios de Bwom.

Los ejercicios de Kegel son muy conocidos para reforzar el suelo pélvico pero muy pocas veces se mencionan sus beneficios para mejorar el estreñimiento. ¡Y son muy efectivos!

 

¿Qué te ha parecido esta información? ¿Conocías la relación entre estreñimiento y la musculatura del suelo pélvico? Si sufres estreñimiento crónico, la solución no será inmediata, pero lo importante del plan que hemos preparado es tomar consciencia de tu cuerpo y de las razones que te llevan al estreñimiento para cambiar tus hábitos y mejorarlo. Puedes seguir este plan como complemento a otras soluciones como laxantes, que quizás son más efectivas a corto plazo pero no solucionan el problema.

admin
general@b-wom.com
No Comments

Post A Comment