6 Formas de Amar tu Cuerpo en el Postparto

6 Formas de Amar tu Cuerpo en el Postparto

Hemos hablado con muchas mujeres en el postparto, y después de escuchar tantos testimonios sobre este momento hemos decidido crear este post. Esta podría ser tu situación: te encuentras en casa con tu bebé en brazos, con la emoción de haberlo traído al mundo. La montaña rusa de emociones (y cambios hormonales) no te dejan sentir mucho más allá que el amor por tu bebé. Sin embargo, de repente un día te ves en el espejo y te quedas sorprendida por no reconocerte.  

Muchas mujeres dicen que sienten como si sus cuerpos tras el parto no volviesen a ser suyos. Es duro no sentirte cómoda en tu propio cuerpo, por eso cuidarte y dedicarte tiempo es muy importante. Puedes hacer muchas cosas para mejorar y recuperar tu cuerpo, pero es importante no obsesionarse y darle el tiempo y el amor que necesita. Es un momento delicado, y es fácil caer en la inseguridad y rechazo.

Aunque estos cambios corporales pueden ser abrumadores, aprender a aceptarlo y a quererlo con estrías y todo, puede darte un poder increíble. La más grande seguridad en ti misma. Ama tu cuerpo incondicionalmente. ¡Estos 5 consejos pueden ayudarte!

 

  1. Haz tiempo para ti

Algo importante ha cambiado: tienes que cuidar de tu bebé. Por eso es fácil que el cuidado personal se haya quedado apartado. Mimarse es muy importante porque nos da confianza, nos relaja y nos da tiempo para ser algo más que madre: tiempo para seguir siendo la mujer que éramos antes del parto.

Tu pareja (o alguna persona de confianza) puede ocuparse de las necesidades del bebé mientras disfrutas de tiempo para ti: disfruta de un buen baño caliente y un automasaje, toma el sol, ten un rato de lectura, o haz lo que sea que te haga sentirte bien. Sobre todo si es tu primer hijo, es importante sentir que estás en contacto con tus emociones y tu cuerpo para acomodarte a esta nueva vida.

 

2. Dieta equilibrada

No hay mejor forma de mostrar amor tu cuerpo que tratarlo bien desde el interior. Además, durante el periodo de lactancia, tu comida es la nutrición de tu bebé, por eso es importante mantener una dieta equilibrada y nutritiva: verduras de hoja verde (rica en calcio y vitamina A), granos integrales (arroz, quinoa, avena… ¡super energéticos!), proteínas saludables (como los huevos orgánicos, pollo o carnes magras), legumbres, frutos secos, caldos reconfortantes. 

Si tienes antojos de comida rápida o dulces dosifícalos. Permítete comerlo sin sentirte culpable de vez en cuando, pero recuerda que tu cuerpo necesita ciertas vitaminas, minerales y proteínas para recuperarse de todos los cambios por los que ha pasado. 

 

3. Practica yoga

El yoga es una forma sorprendente de recuperar tu forma física tras el parto. Además puede ayudarte a equilibrar tus emociones y reducir el cansancio por dormir poco. Antes de empezar, consulta con tu médico si es ya un buen momento. Si nunca has hecho yoga puede que te cueste un tiempo sentirte cómoda, ¡pero lo bueno es que la mayoría de personas notan una progresión día a día!  

Pasar un rato en la postura del perro boca abajo o hacer saludos al sol pueden aumentar el estado de ánimo y ayudar a encontrar el equilibrio entre recuperar el cuerpo y celebrar todo aquello que él mismo puede hacer. También se pueden incorporar los ejercicios de Kegel a sus rutinas de yoga para obtener un entrenamiento potente interior y exteriormente.

 

4. Pasar tiempo en la calle

Dar un paseo. Aunque es muy tentador pasarte el tiempo en casa con el bebé -especialmente si sientes que vives bien a base café y amor-, estar fuera de casa tiene muchos beneficios probados. Pasar sólo unos minutos al aire libre puede aliviar el estrés, recuperar la energía mental y estimular el sistema inmunológico.

Date un paseo por el parque o incluso haz una pequeña excursión! Puedes hacerlo sola o con tu bebé. Seguro que a tu bebé le encantará conocer lo que hay a su alrededor o estar en contacto con la naturaleza, y tú te sentirás más fuerte y en mayor sintonía con tu cuerpo.

 

5. Inspírate con imágenes body positive 

En contraposición a las imágenes de mujeres perfectas e irreales que nos impactan a diario en la actual sociedad, está naciendo una nueva corriente: el self-love o autoamor. Palabras como “body love” “body positive” están de moda, y eso es genial!
Puedes encontrar cientos de cuentas de instagram con millones de seguidores que comparten día a día fotos e ilustraciones que ejemplifican el amor a una misma, ser tu misma, amar tu cuerpo tal como es, aceptar los cambios…

En el postparto inspírate en cuentas de doulas y de empoderamiento del parto, la lactancia materna… Aquí tienes algunas para empezar: empoweredbirthproject, Birthofmama, takebackpostpartum, doulatrainingsint y nuestra cuenta Hellobwom!

 

6. Date un respiro

Otra situación común: sientes que tu cuerpo no es el tuyo y no dejas de pensar en llamar a un entrenador personal para que te ayude a recuperar la figura. Pero antes de comenzar a entrenar desesperadamente, dale a tu cuerpo un respiro. Después de todo, piensa que acabas de crear un humano: tus niveles hormonales y hasta tus órganos se han revuelto y ahora todo tu cuerpo está volviendo a su normalidad.

Puede que te cueste un tiempo llegar a encontrarte cómoda con tu maravilloso cuerpo. La mejor manera es agradecer y a apreciar a tu cuerpo por haberte permitido experimentar estos cambios y haber nutrido a tu hijo/a durante nueve meses. Cuando tengas un momento de bajón, mírate la barriga o las estrías y dale gracias por la vida que ha creado. Muestra tu amor siendo amable con él.

Recuerda además que ahora eres un modelo para tu hijo o hija. Enséñale con tu ejemplo una relación sana y buena con el cuerpo. Muéstrale qué es el autoamor con tus gestos y actos. ¡Creemos una nueva generación libre de inseguridades!

admin
general@b-wom.com
No Comments

Post A Comment