Autoexamen de Mama: ¡Crea el Hábito!

Autoexamen de Mama: ¡Crea el Hábito!

El simple hecho de ser mujeres nos hace más propensas a ser diagnosticadas con cáncer de mama en algún momento de nuestras vidas. De hecho, estudios recientes demuestran que aproximadamente el 12% de las mujeres recibirán un diagnóstico de cáncer de mama en algún momento de su vida. (1) ¡Pero no te asustes!, esto no implica que tenga que pasar, sólo significa que es algo a lo que hay que estar atenta. La parte buena es que tenemos en nuestras manos una herramienta para protegernos: el autoexamen de mama.  

El autoexamen o autoexploración de mama de forma regular es la mejor manera de asegurar una detección temprana de cualquier alteración. Se trata de observar y palpar tus senos con una técnica específica en busca de posibles cambios, para así poder comunicarlos a tu médico a tiempo.
El autoexamen sólo te tomará 5 minutos de tu tiempo: ¡un hábito simple con el que estás haciendo mucho por tu salud y tu vida!

 

¿Cuándo hay que hacerse un autoexamen de mama?

Es posible que el autoexamen de mama pueda ser incómodo y raro para algunas mujeres, pero es muy importante que te familiarices con tus senos y los intentes revisar regularmente.

Intenta hacerte el chequeo una vez al mes para familiarizarte con la apariencia y el tacto normales de tus senos. Es mejor examinarse varios días después de que tu periodo haya terminado, cuando tus senos están menos hinchados o delicados. Si ya no te viene el periodo, simplemente examínate el primer o último día de cada mes. (2)

 

¿Cómo hacer el autoexamen de mama?

El autoexamen de mamas tiene dos partes principales: observación y palpación. Es decir, cómo se ven tus senos, y cómo se sienten al tacto. ¡Empecemos!

Observación

Observaremos nuestros pechos delante de un espejo, en tres posturas diferentes:

  1. Brazos hacia abajo
  2. Brazos en jarra (es decir con las manos en las caderas)
  3. Brazos arriba, con las manos entrelazada por detrás de la cabeza.

¿Qué buscamos?  ¿En qué nos fijamos? Buscamos variaciones o anomalías en su tamaño, forma, color, y estado de la piel. Sobre todo lo que buscamos comprobar es que no existan rugosidades, inflamaciones, bultos, u hoyuelos. (3)

Estado Normal:

  • Tamaño, forma, color y piel regular
  • Senos uniformes, simétricos (dentro de tu normalidad), sin hinchazón ni bultos.

Estado Anormal:

  • Piel rugosa (como la piel de naranja), arrugas, enrojecimiento de la piel.
  • Contorno irregular, hoyuelos o bultos en la piel.
  • Pezones que han cambiado de posición
  • Molestias inusuales o inflamación

Palpación

Es momento de tocar. ¿Pero cómo hacerlo?

  1. Palpación de pie: Levanta tu brazo izquierdo y pon la mano en tu nuca. Usa tu mano derecha para palparte la mama izquierda, y después al revés. Revisa tus mamas con movimientos circulares, desde la axila hacia el pezón, comprobando que no notes ningún bulto. Después haz movimientos de arriba abajo y de lado a lado. Lo importante es seguir un patrón para asegurarte que has cubierto el seno entero.
  2. Palpación tumbada: túmbate en la cama boca arriba. Ponte una almohada bajo el hombro izquierdo para palparte la mama izquierda. Palpa tu seno igual que de pie, y hazlo después con la otra mama. De nuevo, se trata de chequear si existen bultos o anormalidades.
  3. Pezones: aprieta los pezones con los dedos índice y pulgar para comprobar si sale algún tipo de fluido. Si sale algún tipo de líquido, toma nota de sus características (transparente, lechoso o sanguinolento) para describirlas a tu médico.

¡Ya está! Al hacer este examen con regularidad estarás familiarizada con el tacto y aspecto normal de tus pechos, y por lo tanto, podrás ver de forma más clara cuando algo ha cambiado.

 

¿Qué pasa si notas algún cambio en tus senos?

Es importante no entrar en pánico ni sacar conclusiones directamente. Pueden ser cambios normales, o que sean un signo de otro problema. Lo importante es ir al médico para informarle sobre el cambio que has notado.

Incluso si no estás segura sobre el cambio, o has notado algo extraño en tu primera palpación (y por lo tanto no estás tan familiarizada con “tu normalidad”), es bueno comentarlo con el médico para asegurarte de que todo está bien.

Y recuerda, el porcentaje de supervivencia al cáncer de mama es de aproximadamente el 80% de los casos. ¡Merece la pena dedicar 5 minutos a hacer prevención! (2)

 

Referencias

  1. Seer.cancer.gov. (2017). Cancer of the Breast (Female) – Cancer Stat Facts. [online] Available at: https://seer.cancer.gov/statfacts/html/breast.html  [Accessed 30 Oct. 2017].
  2. Greenstein Orel, M.D., S. (2016). Breast Self-Exam (BSE) | Breastcancer.org. [online] Breastcancer.org. Available at: http://www.breastcancer.org/symptoms/testing/types/self_exam  [Accessed 30 Oct. 2017]
  3. Breastcancer.org. (2017). The Five Steps of a Breast Self-Exam | Breastcancer.org. [online] Available at: http://www.breastcancer.org/symptoms/testing/types/self_exam/bse_steps?utm_medium=OBWidget&utm_source=OB  [Accessed 30 Oct. 2017].
admin
general@b-wom.com
No Comments

Post A Comment