5 factores que dañan el suelo pélvico

5 factores que dañan el suelo pélvico

La musculatura del suelo pélvico experimenta cambios a lo largo de la vida de la mujer. En algunas ocasiones se debilita y sufre cambios. En otras simplemente requiere más atención.

El suelo pélvico se daña cuando recibe un exceso de presiones, tensiones o lesiones en alguna de las estructuras de la zona pélvica. Sigue leyendo y descubre 5 factores que dañan el suelo pélvico.

Cuidar la zona pélvica es importante para prevenir problemas como las pérdidas de orina y mejorar tu salud íntima. Por eso, es importante que conozcas los 5 principales factores que pueden dañar tu suelo pélvico:

  1. Exceso de impacto.

Por ejemplo un episodio intenso de estornudos o tos o la realización de un deporte de impacto de forma habitual como correr. También el estreñimiento continuado es responsable de que sea necesario hacer fuerza con la parte abdominal hacia abajo. Todos estos factores hacen que el suelo pélvico reciba un exceso de tensión.

  1. Sobrepeso de los órganos que se encuentran dentro de la esfera de la zona pélvica.

Por ejemplo el útero que aumenta de tamaño y peso durante el embarazo o una congestión intestinal ejercen un peso hacia abajo que recibe el suelo pélvico.

  1. Lesión de la musculatura y/o los tejidos.

Por ejemplo un desgarro perineal durante el parto, o un corte (episiotomía) o una cesárea. En este caso la musculatura y los tejidos sufren una lesión que puede traer consecuencias más adelante, como pérdidas de orina, descenso de órganos o distensión abdominal.

  1. Sobreestiramiento de algún nervio o ligamento.

Por ejemplo en situaciones como cirugías, traumatismos, partos o lesiones neurológicas. Cuando los nervios y los tejidos internos sufren una lesión, ésta afecta a otras estructuras de la esfera de la zona pélvica.

  1. Malas posturas.

La posición del cuerpo afecta mucho al bienestar de la esfera pélvica. Por ejemplo la tendencia a encorvar la espalda hace que el pecho se hunda, las costillas se hunden y la esfera de la zona pélvica está presionada y sufre.

¿Qué desencadenantes tiene el exceso de presiones y tensiones en la zona pélvica?

La vejiga y el útero pueden salirse de su eje creando una sensación de peso que podría derivar a un descolgamiento de los órganos llamado prolapso.

El descenso de la vejiga además puede ocasionar pérdidas de orina. Es posible prevenir estos problemas de salud ejercitando la zona pélvica para fortalecer las abdominales y el suelo pélvico.

Siente tu zona pélvica

Ejercicio 1 de 2: Siéntate y coloca tus manos en el borde de las costillas. Ahora encórvate hacia adelante y siente como se clavan las costillas en la cavidad abdominal. Ahora ponte erguida y nota como se abre todo el espacio de la zona pélvica.
Ejercicio 2 de 2: Haz una prueba más: colócate de pie y pon tu mano en la vulva. Ahora da un salto todo lo alto que puedas y nota la presión del impacto que recibe la musculatura del suelo pélvico.

admin
general@b-wom.com
No Comments

Post A Comment